Presente y futuro del OCR ante el nuevo paradigma de la Facturación Electrónica

Muchos de nuestros clientes se encuentran en un punto de incertidumbre y surge la duda acerca de si el OCR seguirá siendo necesario. Preguntas como: ¿qué va a ocurrir con el OCR? Si el futuro es un escenario de facturación electrónica, el OCR no tendremos que utilizarlo, ¿no? Son cada vez más comunes.

Antes de comenzar a resolver estas dudas, es necesario aclarar conceptos.

¿Qué es el OCR?

La tecnología OCR (Reconocimiento Óptico de Caracteres por sus siglas en inglés) es un proceso automatizado que identifica y reconoce texto de una imagen o documento escaneado/PDF. Permite la extracción automática de datos, lo que ahorra tiempo y reduce la posibilidad de errores en comparación con el procesamiento manual de documentos.

Además, se integra bien con otras tecnologías, como la inteligencia artificial y el aprendizaje automático (machine learning), lo que permite una mayor automatización y eficiencia en los procesos empresariales como son la contabilización de facturas recibidas.

Ahora bien, existen varios conceptos erróneos sobre el OCR y la factura electrónica.

Verdades y mitos sobre el OCR y la Factura Electrónica

Si tengo factura electrónica necesito OCR. Incorrecto.

La factura electrónica es un documento estructurado, con la información detallada entre etiquetas específicas. Por tanto, no es necesario el uso del OCR para identificar el contenido clave de documentos y facturas, porque se hace a través de dichas etiquetas.

La introducción de la ley Crea y Crece obligará a utilizar formato XML y paulatinamente pasaremos de un escenario basado en facturas formato papel/PDF al XML y nuestro sistema deberá adecuarse para reconocer los datos de estos.

Entonces, ¿cuál es el futuro del OCR?

La obligatoriedad de la factura electrónica en Europa es una realidad muy próxima y, por tanto, el envío de las facturas en formato papel/PDF, terminará por desaparecer.

En España, la introducción de la ley Crea y crece, hará obligatorio el uso de la facturación electrónica para el próximo 2024, en una primera fase que incluirá a las empresas con un volumen de facturación de más de 8 millones de euros, y un año de después para las empresas con un volumen inferior a 8 millones.

Sin embargo, ésta no será de carácter obligatorio para personas físicas no autónomos y para las empresas extranjeras, que podrán seguir enviando sus facturas en otro formato distinto al XML.

Por lo tanto, el resultado óptimo en la automatización de facturas será la combinación de tecnologías y formatos (XML y PDF) para poder alcanzar el máximo rendimiento.

Desde Brait, podemos ayudarte a conseguir una mayor eficiencia en el proceso de la automatización de facturas usando la tecnología OCR más avanzada, así como integrar la facturación electrónica en SAP con Invictia.

Artículos relacionados  Aprobación estándar en VIM