Fechas clave para la facturación electrónica en Europa

Como comentamos en nuestro post anterior, España ya cuenta con una implementación consolidada de la factura electrónica entre empresas y la administración pública, pero con la publicación de la ley Crea y Crece, se impulsa la adopción generalizada de la factura electrónica, ampliando la obligación de expedir y remitir facturas electrónicas a todos los empresarios y profesionales en sus relaciones comerciales.

El avance que experimentará la factura electrónica no solo se dará en España, sino también en el resto de los países europeos, de forma gradual y situando el año 2025 como horizonte.

La facturación electrónica en el resto de Europa

Italia

Italia fue el primer país de la UE en implantar el sistema de facturación electrónica, desde 2014 para la Administración Pública y desde 2019 también para las empresas privadas, marcando un referente para el resto de Europa.

Francia

Francia cuenta con un proyecto bastante avanzado hacia el uso masificado de la facturación electrónica, convirtiéndose junto a la anterior mencionada Italia, España y Portugal en los países con modelos más consolidados de Europa.

Otros países

En países como Polonia, Hungría, Rumanía y Lituania se está consolidando la implementación de la factura electrónica, mientras que en los Estados de Estonia, Letonia o Bulgaria esta consolidación queda aún lejos de la masificación. En el caso de países como Alemania y Bélgica siguen en las primeras fases para lograr implementarla.

Fechas clave para la implementación

Las empresas españolas contarán con plazos diferentes de implementación de la factura electrónica, según el volumen de facturación:

  • Para las empresas cuya facturación anual supere los 8 millones de euros, el plazo de implementación es hasta el 19 de abril de 2024.
  • Para las empresas cuya facturación sea inferior a los 8 millones de euros, el plazo de implementación se amplía al 19 de abril de 2025.

El plazo de implementación para las empresas francesas se establece en función del tamaño de la empresa:

  • Las grandes empresas estarán obligadas a emitir facturas electrónicas a partir del 1 de julio de 2024.
  • Las empresas medianas a partir del 1 de enero de 2025.
  • Las pequeñas empresas a partir del 1 de enero de 2026.

Desde el 1 de enero de 2024, las empresas portuguesas deberán incluir la firma digital en sus facturas electrónicas y en PDF para que éstas sean válidas, a parte de los códigos QR y ATCUD.

Qué hacer para adaptarte a la factura electrónica

Desde Brait podemos ayudarte a tomar medidas para adaptar tu empresa o sus sistemas a la nueva obligatoriedad de la facturación electrónica.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros, estaremos encantados de poder asesorarte y ayudarte.

Artículos relacionados  Ley Crea y Crece y su impacto en la factura electrónica