La importancia de la gestión del cambio en la Transformación Digital

Vivimos en un mundo que no para. La transformación digital implica cambios en los procesos que obligan a las empresas adaptarse de forma constante para no quedarse atrás. Te explicamos qué es un cambio empresarial, y cómo gestionar estos cambios en tu empresa para que la transformación digital en tu empresa sea un éxito.

¿Qué es la Transformación Digital?

La Transformación Digital implica cualquier cambio de diseño o funcionamiento de una empresa o cualquiera de sus departamentos gracias a la integración de las nuevas tecnologías. Tiene por objeto la innovación, la mejora y optimización de procesos, con todas las ventajas y oportunidades que supone para una empresa. Es por ello por lo que, saber gestionar estos cambios en las empresas de forma correcta, es tan importante como la propia Transformación Digital. Los cambios no deben percibirse como algo negativo, sino como una oportunidad para seguir creciendo y mejorando. Sin embargo, la realidad es que, en las empresas nos podemos encontrar con personas que aceptan los cambios con ilusión y proactividad, mientras que otros pueden ser más reticentes. Es por ello por lo que la gestión del cambio cobra tanta importancia. Te proponemos un plan que te ayudará a gestionar los cambios en tu empresa de forma efectiva.

¿Cómo llevar a cabo la gestión del cambio empresarial?

Cuando se identifica la necesidad de llevar a cabo un cambio en una empresa, en primer lugar, se ha de entender por qué es necesario dicho cambio y qué beneficios aportará a la empresa su implementación. Además, la comunicación debe ser la gran protagonista. Es importante tenerlo claro para que los cambios sean viables y, además, los trabajadores lo acepten y se involucren.  ¿Qué más pueden hacer las empresas para gestionar el cambio de forma adecuada? Te damos unos consejos:

  1. Identificar unos objetivos claros y medibles.
  2. Determinar los cambios necesarios.
  3. Buscar una solución viable que responda a tus necesidades. No todas las soluciones tecnológicas tienen el mismo éxito de adopción, tanto para tus empleados como para tus clientes o proveedores, por lo que es clave considerar este aspecto a la hora de elegir la herramienta a implementar.
  4. Valorar y cuantificar los beneficios que estos cambios aportarán a la empresa. Los beneficios pueden ser muchos: desde el ahorro y optimización de tiempos, mejor uso del talento de nuestros empleados, mejorar su productividad y motivación, etc.
  5. Planificar las distintas fases necesarias del cambio y quién las liderará. Es fundamental que sientan que está todo previsto, y bien planificado. Cuando se comparta esta planificación, los equipos deben sentirse cómodos con lo propuesto.
  6. El diálogo con nuestros empleados, clientes o proveedores es clave. Comunicar el cambio, explicando el por qué es necesario, qué beneficios traerá, y cuándo se llevarán a cabo las distintas fases. Atender a las distintas cuestiones o inquietudes de nuestros empleados, es fundamental para que acepten los cambios propuestos.
  7. Documentar los distintos procesos necesarios durante la implementación del cambio.
  8. Formación. Es importante que tus empleados se sientan apoyados por la empresa, acompañados ante estos nuevos cambios.
  9. Revisión de la implementación para evaluar su éxito.
  10. Retroalimentación con todas las partes implicadas. Identificar qué ha ido bien y que podría haberse mejorado. Sólo así, conseguiremos aprender y mejorar en cada uno de los procesos nuevos que tengamos que implementar.

En Brait, queremos ayudarte con la Transformación Digital de tu empresa sin olvidarnos de la importancia que tiene saber gestionar correctamente los cambios que esta transformación conlleva. Es por ello, que tenemos un equipo de especialistas que ayudan a mejorar tus procesos empresariales, junto con jefes de proyecto que ayudan y acompañan a las empresas a que, estos cambios, se produzcan de forma exitosa en tu empresa. Con nosotros, no estás solo. Estamos aquí para ayudarte, contáctanos.