Reto: Di adiós a las facturas en papel con las máximas garantías

Cada vez son más los países que requieren el uso de factura electrónica estructurada en transacciones B2G y B2B. En la mayoría de los casos se hace ya con un modelo clearance, donde la factura debe ser validada por las autoridades relevantes antes de poder ser transmitida al cliente. A todo esto se suma la complejidad de que no existe un formato de factura o forma de envío estándar compartido por todos los países.