Comercio Internacional: Situación de la factura electrónica obligatoria en el mundo

La transformación digital ha llegado y está provocando un cambio cultural en empresas y administraciones de todo el mundo, de modo que cada vez son más las organizaciones que se embarcan en proyectos de transformación digital de sus procesos. Este cambio cultural está impactando significativamente sobre el comercio e impulsando el intercambio electrónico de documentos.

Cada vez son más los documentos de nuestro día a día que se requieren en formato electrónico. Respecto a las facturas, son muchas las administraciones en todo el mundo que están integrando el formato electrónico en su forma de gestión. Se calcula que casi dos tercios de los países del mundo la han adoptado ya. Aunque algunas empresas la han adoptado por propia iniciativa, son muchas las que se han visto obligadas debido a la adopción de la factura electrónica obligatoria por parte de las administraciones.

La Factura Electrónica obligatoria en los distintos continentes

Europa y América son los territorios que presentan mayores porcentajes de adopción, seguidos por Asia, África y Oceanía. En la Unión Europea, las administraciones públicas están obligadas a recibir y procesar facturas electrónicas con carácter general desde Abril de 2019 (existen algunas excepciones en países como Portugal o Grecia, cuya norma establece Abril de 2020). En América el porcentaje de países que la utilizan es algo menor, entrono al 75%. Por el lado contrario, África y Oceanía presentan porcentajes de adopción mucho más bajos, del 35% y del 20%, respectivamente. El éxito de la factura electrónica reside en gran parte en el impulso y la importancia que se le ha dado por parte de los gobiernos a esta medida. Aunque los países de la Unión Europea la han implementado de manera obligatoria, esa obligatoriedad es escasa en el resto de los continentes, ya que la mayoría de los países y empresas que lo utilizan lo hacen de manera voluntaria debido a los beneficios que proporciona la adopción de la factura electrónica.

Actualidad y futuro

Cada año que pasa, se van dejando más de lado las facturas en papel para pasar a las electrónicas. Los estudios realizados en el último año han confirmado la tendencia a un mayor uso de este formato, registrando así, en el año 2019, un volumen de alrededor de 55.000 millones de facturas electrónicas. Según los pronósticos, se espera que en el año 2025 la factura electrónica sea el modelo predominante en todos los países debido, entre otras cosas, a la reducción de costes que supone su adopción, cuyo impacto se calcula entre 8% y un 39% de ahorro en comparación con las facturas en papel. 

Actualmente, la desigualdad de uso de esta tecnología en los diferentes países está muy latente, pero son cada vez más los que comprenden las facilidades y ventajas que aporta; un ejemplo es el de India, su idea era haber puesto en marcha a comienzos del año 2020 su sistema de factura electrónica obligatoria (denominado GTS System) para el B2B pero finalmente ha sido pospuesto hasta el 1 de octubre de 2020 y se ha aprobado la exención de su realización a algunas empresas como aseguradoras o banca.

Si se sigue avanzando como hasta ahora, se cumplirán los pronósticos y la digitalización, no solo de facturas, sino de todo tipo de documentos será un hecho real y se logrará un impacto positivo no sólo sobre los costes sino también sobre el medio ambiente por la menor utilización de papel y transporte.

Si estás pensando en pasarte a la facturación electrónica, no dudes en contactar con nosotros.

Deja un comentario